Home » » Otra tarde en mi oficina

Otra tarde en mi oficina

Sabias que irias otra vez a mi oficina y cualquiera de mis compañeros buscaria la manera de tenerte....
Sabias que del primero al ultimo todos te buscarian y se pasearian cerca nuestro para hacerte miradas e insinuaciones.
Asi que esta vez decidiste irte lo mas perra posible.
Te pusiste tu ropa mas sexy y asi te apareciste frente a mi a visitarme como todas las tarde...
Tu perfume lo mataria de entrada y mas aun tu olor a perra, olor a flujo que emanaria sin ningun tipo de contencion porque habias decidido ir sin bombacha...


Te sentaste en uno de los escritorios pegados a mi y me mostraste como te venias preparada abriendo tus piernas para mi... Mi compañero mas cercano de oficina no pudo disimular su interes y buscaba mirarte de la forma que sea... Yo te hice la seña que vos ya conocias de memoria... Esa seña que te dice: es tuyo, hace lo que quieras con el, cogetelo, rompele la cabeza, provocalo, enloquecelo, tenes permiso para lo que desees mi amor.... Y mientras yo disimulaba buscar unas carpetas vos te fuiste hacia su escritorio y le mostraste lo que tenias para el... El se puso muy nervioso porque era la primera vez que vos lo encarabas a el y salio timidamente a buscar un cafe a la cocina...
Vos lo seguiste y trataste de atracarlo vos... el no estaba preparado para esto...El no me conocia, no sabia como reaccionaria yo. No sabia de nuestras reglas, nuestras perversiones pero estaba muy caliente con vos...

Te despediste con una sonrisa de complicidad y volvíste a mi oficina… pero alcanzaste a ver que el entro al baño.
Esa presión había de ser molesta y dolorosa…. Y decidiste seguirlo para saber si se encontraba bien…. Y disculparte por tu atrevimiento…
Pero lo que viste no tenia pinta de ser nada malo… todo lo contrario: el se pajeaba pensando en vos...
No podias dejarlo solo que hiciera lo suyo y mucho menos podias dejar que esa leche, esa leche que vos le habias generado, se fuera por el inodoro. Asi que entraste en el baño y te le insinuaste para que siguiera pajeandose delante tuyo... Luego agarraste con delicada suavidad su verga…y lo acercaste a vos... a tu concha…. justo delante del espejo… para no perder detalle de su cara…. ….lo dejaste justo en la entrada de una humedad chorreante… para que él decidiera si quería entrar o no…. Ya no tenia excusas...
…..y de un golpe seco… se clavó hasta lo más hondo… salvaje…. Impresionantemente duro… con fuerza animal…. hasta hacerte gemir de placer al sentirlo entrar y salir de adentro tuyo...

No podía casi aguantar y en diversas ocasiones rozó el punto de explosión… pero tu habilidad hacía que el frenara el ritmo...se trataba de un pendejo y no sabia tratar a una hembra como vos…
Lo desnudaste completamente… y buscando la mejor manera lo hiciste sentar en el inodoro para clavarte su verga hasta el fondo….

Ahora eras vos la que hundia su verga en tu cuerpo de golpe para que se clavara en vos… para sentir como te llenaba entera… y mientras te sujetabas con fuerza… y te hacía subir y bajar…subir y bajar….tu mano derecha acariciaba tu clitoris para sentir doble placer….
Gozabas su verga como una perra en celo y no dejabas de clavarte en el casi olvidandote de el.. pensando solo en el placer que yo te daria por la noche al volver a casa y me contaras todos los detalles...


Hasta que no pudiste más… y necesitaste sentirlo también en tu boca…. mientras no dejabas de acariciarte.
Tu boca estaba sedienta, hambrienta…..

Tanto que hizo explotar de placer a aquel que no hacía mucho conocías… solo sabías que te deseaba… que se excitaba al oirte llegar… y que tubo la gentileza de regalar su leche caliente a quien se convirtió por un instante… en su más caliente y servicial puta….
Con sabor a semen ajeno, volviste a mi lado y me diste tremendo beso de lengua... Como me gustas perra...
 
Support : Copyright © 2015. Sexy Pussies - All Rights Reserved