Home » » Su deseo.. nuestro deseo...

Su deseo.. nuestro deseo...


El te perseguía desde siempre....
Ya había poseído tu cuerpo antes de que me conocieras y sabia lo hembra que eras y principalmente estaba obsesionado con tu boca.... con tu forma de chuparla...
Por eso su insistencia, por eso su calentura, por eso su deseo inconmensurable hacia vos y hacia tus labios que sabían como hacer gozar a un hombre con solo posarlos sobre su miembro...
Y mas allá de que sabia lo perra que eras en todo el sexo en general, mas allá de que además ya había vuelto a tener tu cuerpo ahora, en tu nueva etapa, en tu nuevo forma de ser a partir de haberme conocido donde pudo comprobar en cuan puta te habías convertido, solo se
conformaba con una mamada de tu parte...

Estabas conmigo esa tarde cuando te llamo mas desesperado que nunca...
Estaba solo en su casa y quería que fueras allí... solo a chuparle la pija...
Lo suyo ya era necesidad. Te pedía por favor que se la chuparas.

No era un hombre necesitado de mujeres. Tenia su esposa y varias amantes... Pero nadie la chupaba como vos...
Siempre me había calentado su deseo, su locura, su desesperación por vos y por tu cuerpo y el saberlo así, tan perdido por vos , me animo a decirte que lo aceptaras, que fueras a hacerle "el favor"...
Pero nosotros teníamos otra forma de pervertirnos, nos calentábamos de otras maneras... sí compartiendo nuestra cama con otro tipo y viéndote gozarlo ante mis ojos... pero esto era distinto, pero mas allá de que me partía la cabeza que fueras hasta allá solo a mamarle la verga, necesitábamos algo adicional que nos llevara al delirio...

Se me ocurrió al instante...no se de donde me salio... solo me vino a la mente en medio de calentura y perversión... Te pedí que lo hicieras pero antes de entrar en su casa me llamaras al celular y lo dejaras encendido en tu cartera para escuchar como le gozabas la verga a tu amigo y para escuchar como el gozaba a mi mujer...

Fue increíble... Sus gemidos, los tuyos, el sonido de tu boca repleta de saliva chapoteando en su verga, el sonido gutural del falo entrando en tu garganta, tus palabras en medio de la mamada diciéndole: ¿por que te gusta tanto que te la chupe? o "como me gusta tu verga"... Y el diciendote "me gusta lo puta que me la chupas".

Otra vez me gozaste a mi a través de el... Lo chupabas, pero chupabas mi verga y sabias que yo escuchaba al otro lado cada uno de tus gemidos y tus palabras diciéndole: te deseo!....

Volviste a nuestra cama con el sabor de semen de otro tipo en tu boca y cogimos animales, perros, salvajes reviviendo cada segundo de esos mínimos diez minutos que estuviste en su casa...

Fuiste a chuparle la verga, a sacarle la leche, a sacarle la calentura y lo gozaste como perra y ahora nosotros nos sacábamos la calentura por el momento vivido...

Te pregunte porque parecía que susurraban a través del teléfono.... Me dijiste: muy cerca dormía su hija...

Todo fue muy perverso...

 
Support : Copyright © 2015. Sexy Pussies - All Rights Reserved